“Si la vida te da limones… pide tequila y sal”

El tequila, una bebida alcohólica de origen 100% mexicano y es sin lugar a dudas de las favoritas no sólo en nuestro país sino en todo el mundo, y por fortuna México es el país productor por excelencia de esta bebida, con más de 300 millones de litros producidos al año, de los cuales gran parte es exportada a distintos países.

¿Sabías que en México existen más de mil marcas de tequila registradas y certificadas? La verdad es que el tequila cada día se posiciona mejor en los mercados nacionales e internacionales, y por la misma razón cada vez son más las marcas que sea crean para comercializarlo.

Como toda bebida alcohólica, lleva su proceso de producción y son ciertos detalles los que hacen la diferencia para obtener tequila de la mejor calidad, aunque también existen diferencias en los procesos debido al tipo de tequila que se va a elaborar, de acuerdo con la clasificación del Consejo Regulador del Tequila (CRT), esta bebida se puede clasificar dependiendo el porcentaje de azúcar que contiene obteniendo dos tipos: 100% de Agave y Tequila. El tequila 100% agave o también llamado 100% puro de agave se diferencia del otro por no añadir otro tipo de azúcares, ajenas a las provenientes del agave tequilana Weber de variedad azul, mientras que el que se clasifica sólo como Tequila sí  mezcla otras azúcares junto con las que provienen de la propia planta.

Y además del porcentaje de azúcar, existe una clasificación más dependiendo el proceso de destilación:

  • Blanco

El contenido alcohólico se ajusta con agua de dilución

  • Joven/Oro

Es la mezcla entre el tequila blanco y el añejo y/o extra añejo, se obtiene un color caramelo en la bebida y su contenido alcohólico se ajusta con agua de dilución

  • Reposado

Su contenido alcohólico se ajusta con agua de dilución y debe permanecer al menos dos meses en barriles de madera de roble o encino para su maduración.

  • Añejo

El proceso de maduración dura al menos un año y debe llevarse a cabo dentro de barriles de madera de roble o encino y su contenido alcohólico se ajusta con agua de dilución.

  • Extra Añejo

Para su maduración se requiere permanecer en contacto directo con recipientes de roble o encino durante al menos tres años y no es necesario especificar el tiempo de maduración en el etiquetado.

Actualmente las zonas agaveras para producir el mejor tequila del país se ubican dentro de Jalisco, lo que significa también una gran fuente de empleo para los nativos del lugar o cercanos, ya que la producción anual va por millones de litros.

El tema de exportación igual es de suma importancia para los productores pues el país que más consume tequila hecho en México es Estados Unidos, aunque los mexicanos somos también grandes consumidores de esta bebida mexicana por excelencia.

La manera de consumir esta bebida también varía dependiendo el lugar en el que se consuma, sin embargo, las más populares son las palomas, una mezcla de refresco de toronja con agua mineral y tequila, incluso lleva un escarchado de sal y limón. Las margaritas también son de los cocteles favoritos y actualmente las preparan de diferentes sabores aunque las más clásicas son de limón y por supuesto no puede pasar por alto el famoso caballito, en el que el tequila se bebe solo aunque en ocasiones lo toman acompañado de un limón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: