Con el ejemplo, la lectura se convierte en un hábito desde la infancia

Para que más niños, niñas y jóvenes encuentren en la lectura el gusto y el placer, deben aprender con el ejemplo, desde casa es la mejor manera de fomentarles este hábito.

Aun cuando en México las cifras relacionadas con la lectura no sean las más altas comparadas con las de otros países, siempre se está a tiempo para inculcar el gusto por los libros a temprana edad, sobre todo cuando se trata de nuevas generaciones.

Sin embargo, para comenzar, lo primordial es que los adultos seamos ese ejemplo de lectores apasionados. Así como en cualquier otra actividad, los niños y las niñas aprenden principalmente por lo que ven y escuchan.

Además deben notar que si tomas un libro y te sientas a leerlo no lo haces por obligación sino por gusto, así lo harán de igual manera, por decisión propia y elegirán el que más les atraiga.

Si quieres formar niños y niñas que se interesen por la lectura, empieza por hacerlo tú y también pueden hacerlo juntos, cuando son pequeños por ejemplo, necesitan de un adulto que les lea y cuente las historias del libro y conforme van creciendo te van necesitando menos, como en todo.

Hoy en día ya no hay pretextos para tener libros en casa, pues tienes a tu alcance libros físicos o los famosos e-books, que seguramente a raíz de la pandemia han empezado a consultar más de lo normal.

Y no importa cualquiera que tú y tus hijos prefieran, lo importante es alimentar su mente y su imaginación con nuevas historias, los libros tienen mucho conocimiento para ofrecer y no se trata precisamente de leer un libro educativo, cualquiera que elijan les dejará un gran aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: