De la alfabetización a la compresión,

México ha logrado superar una cifra que parecía imposible de vencer, el porcentaje de personas que no saben leer ni escribir se ha reducido al mínimo, el país ya no es considerado analfabeta gracias a ello, aunque ha sido un reto difícil de superar, aún queda uno más por vencer y es el del nivel de comprensión lectora desde niños y niñas hasta adultos.

La educación dentro de nuestro país ha tenido una notable evolución desde al menos dos décadas atrás, esta evolución se ha basado principalmente en la implementación de estrategias que evalúan y miden tanto desempeño como calidad educativa.

El papel que juegan los docentes y los estudiantes es fundamental para lograr los objetivos planteados, esto también aunado al fomento de una cultura evaluativa que no existía tiempo atrás y que por fortuna se va volviendo parte del mismo sistema educativo que lo obliga a ser cada vez mejor para todas y todos los involucrados en el tema.

Los métodos de evaluación que más utilizan para el sistema educativo en México son los exámenes, los principales son ENLACE (Exámenes nacionales del logro académico en centros escolares), EXCALE (Exámenes de la calidad y el logro educativos, PISA (Programme for International Student Assessment) y PLANEA (Plan nacional para la evaluación de los aprendizajes).

El propósito de ENLACE es evaluar el desempeño de los estudiantes en dos áreas, español y matemáticas a diferencia de EXCALE que se enfoca en evaluar que se aplique el completo el programa educativo diseñado para cada nivel.

Cabe resaltar que ambos exámenes se aplican a estudiantes de instituciones públicas y también privadas.

Dichas aplicaciones arrojan un resultado que llama mucho la atención y sobre todo preocupa pues de acuerdo con las evaluaciones, los estudiantes, al llegar al tercer grado de secundaria muestran una deficiencia respecto a la comprensión de lectura.

Esto significa que el método educativo no está siendo del todo eficiente, pues aunque las personas o la mayoría de ellas ya saben escribir e incluso leer, es posible que un porcentaje de estas personas, tenga problemas para comprender completamente lo que ha escrito o leído.

Desafortunadamente en este tema también influye el contexto en el que se desempeñe el estudiante, pues realmente no es lo mismo un estudiante que acude a una escuela dentro de la ciudad a aquel estudiante que acude a una escuela comunitaria.

Aquí es notorio que la situación económica y social sigue afectando directamente en el nivel de educación del país en general muy a pesar de las nuevas estrategias que se han diseñado para erradicar el problema.

Por lo que el gran reto que hay que afrontar ahora es evitar que el contexto socioeconómico de los estudiantes y también de los docentes no repercuta en el nivel de enseñanza y aprendizaje, que las herramientas y métodos sean tan efectivos en una zona urbana como en una zona rural.

Fuente: Scielo.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: