En estas bibliotecas consultas a personas no a libros

¿Hace cuánto tiempo que no visitas una biblioteca? Con la llegada de internet, estos centros de conocimiento han pasado a segundo plano, ya que tenemos un universo de información al alcance de un clic y en nuestros teléfonos.

Pero estos espacios ¡nunca deben de desaparecer! (Porque no hay nada más satisfactorio que leer de una página de papel) han buscado adaptarse a los cambios tecnológicos y necesidades actuales de las personas, para muestra la iniciativa de las bibliotecas humanas.

¿Qué diferencia tiene una biblioteca tradicional de una humana?

Iniciada por la ONG Stop the Violence en el 2000, esta iniciativa propone la interacción entre personas diferentes para promover la tolerancia, empatía y diversidad.

Según un artículo publicado en Muhimu, “Para gestionar estas emociones, la biblioteca humana se concibió como una plataforma para fomentar el diálogo entre personas que, en condiciones normales, no hablarían entre ellas jamás. Una forma sencilla de mostrar cómo a través del conocimiento y el diálogo se rompen prejuicios y estereotipos que impiden la cohesión social.”

¿Cómo funciona?

Los “lectores” entran a la biblioteca y consultan el catálogo de expertos en un tema o con historias potentes que compartir para, después de elegir, poder compartir media hora de diálogo.

La mayoría de las personas disponibles para ser consultadas son ciudadanos marginados, que pertenecen a minorías o que generalmente son victimas de prejuicios.

Estos son los tipos de temas que se hablan:

  • Historia de un gitano
  • Veterano de la Guerra de Irak
  • Chico de orfanato
  • Hijo de supervivientes del Holocausto
  • Atleta olímpico
  • Mujer gorda
  • Cristiano crítico

“No juzgar a un libro por su portada” es la idea que busca fomentar esta iniciativa danesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑