El mundo está en emergencia climática ¿qué podemos hacer al respecto?

En un artículo publicado en noviembre de 2019, 11 mil científicos de 153 países declararon estado de emergencia climático y señalaron que si no hacemos algo para frenarlo, las consecuencias serán devastadoras.

Por décadas los científicos han intentado advertir los daños que está sufriendo la tierra y las consecuencias del cambio climático; sin embargo, por mucho tiempo no se le dio la debida importancia y tampoco se tomaron medidas contundentes; los efectos son cada vez más visibles y se están presentando más rápido de lo que esperaban.

Los glaciares se están derritiendo, Venecia sufrió la segunda peor inundación de su historia, mientras que hay sequía en Australia; la temperatura de los océanos está en aumento y el ártico podría quedarse sin hielo.


¿Qué se puede hacer?

Todavía no es demasiado tarde. En su documento los científicos señalan 5 puntos clave a los que hay que atender urgentemente para frenar el problema.

  • Impulsar el uso de energías renovables y reemplazar los combustibles fósiles por el uso de energías bajas en carbono
  • Reducir la emisión de contaminantes de corta duración como metano, hidrofluorocarbonos u hollín, lo que podría reducir hasta en un 50% la tendencia al calentamiento.
  • Proteger y restaurar los ecosistemas. Es importante impulsar la reforestación, principalmente de especies propias de cada zona, lo que favorecería la reducción de gases de efecto invernadero.
  • Impulsar el aumento del consumo de vegetales y reducir el de carnes, ya que esto puede ayudar a disminuir la producción de gas metano y liberar el uso de tierras agrícolas para la producción de alimento humano.
  • Un cambio económico que deje de lado la explotación de ecosistemas y extracción de materiales, y en lugar de eso esté basada en el uso sostenible de los recursos y la equidad, en lugar de la búsqueda de la riqueza.

Si bien muchos de estos cambios requieren de la participación del gobierno y empresas, y una reeducación de la sociedad, es posible comenzar con cosas pequeñas que nos permitan, desde nuestra trinchera, impulsar los cambios para ayudar al mundo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑