¿Qué es la gordofobia y por qué es peligrosa?

Te contamos qué es la gordofobia, los efectos que tiene y cómo identificarla. Sigue leyendo.

María era una niña preciosa, con una cara única y una mirada desbordante de inteligencia. Le encantaba comer y, a los cinco años, era regordeta y rozagante. No sabía que tener ese cuerpo estaba mal hasta que la mamá de una compañera del kínder le dijo gorda. 

Le dolió un poco, a pesar de no entender cuál era el problema, pero siguió adelante con su niñez voluptuosa y llena de imaginación. Después su mamá la llevó al nutriólogo, tenía siete años y entendía muy bien por qué no debía comer chocolates como las demás, así que desarrolló un anhelo profundo por lo rico. 

Se convirtió en una adolescente, era hermosa y saludable, pero no delgada. Personas de su familia se lo recordaban, afirmando que nadie se le iba a acercar si no bajada de peso. Gracias a la vulnerabilidad propia de su edad se lo creyó. 

Así continuó un perenne sufrimiento por su peso, cuando la realidad es que ella siempre ha sido y será mucho más que una persona regordeta. Ahora ya lo sabe y se esfuerza por dejar de luchar contra su peso y lo que le enseñaron al respecto. 

Nunca fue obesa, pero si ha tenido sobrepeso la mayor parte de su vida, aún así fue víctima de la gordofobiadesde preprimaria hasta hoy, cuando quizá su peor enemiga es ella y el discurso de odio que le inyectaron desde pequeña. 

Porque la gordofobia existe, no es un invento y puede matar, tenemos que saber qué es y cómo evitarla.

Esta actitud es el odio y menosprecio hacia las personas obesas, especialmente mujeres. 

Muchas personas con sobrepeso y quizá con obesidad son sanas, se sienten bien y pueden ser saludables porque existe la salud en todas las tallas, lo que les incomoda profundamente es un malestar de tipo psicológico, producto del rechazo de la comunidad hacia las personas con sobrepeso y obesidad. 

“El concepto de gordofobia sirve para designar un sesgo automático y normalmente inconsciente que lleva a discriminar y minusvalorar a las personas con sobrepeso, especialmente si esas personas son mujeres.” Señala un artículo de Psicología y Mente. 

¿Por qué el desprecio a este tipo de cuerpos? Las personas gordas se asocian con falta de autoestima, flojera, dejadez, vulnerabilidad y más características negativas. 

Atribuir dichas características a las personas gordas ya es injusto, pero el problema grave radica en que los gordofobicos creen que tienen el derecho de tratar de forma diferente a una persona de talla grande. De algún modo, la estética dicta el tipo de ética que se aplica sobre este grupo.

Gorda: el peor insulto 

La palabra gorda es un tabú. Las marcas de moda llaman a sus colecciones de tallas extra con nombres como curvyy plus size, entre otros: al parecer ser gordo es lo peor que te puede pasar, cuando es sólo una variación en el tipo de cuerpo, que por supuesto no se adapta a los estándares de belleza impuestos a las mujeres. 

No estoy diciendo que ser gordo es lo mejor, tampoco ser flaco. Lo ideal es ser uno mismo, entender que el cuerpo es un vehículo para transportarnos en la vida y experimentarla al máximo. Sí hay que cuidarlo y procurar su bienestar, pero asociar la delgadez con la salud es un error, aún más grave es utilizar esa asociación como pretexto para maltratar a las personas gordas. 

Antes de juzgar y criticar, seamos empáticos e intentemos, a toda costa, ver más allá de las apariencias porque, de no hacerlo, podemos perdernos de grandes sorpresas y, peor aún, marcar a alguien para siempre.

Con información de Psicología y mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑