El peligro de las colillas de cigarro y cómo tirarlas correctamente

¿Has visto a alguna persona tirar una colilla de cigarro en el suelo? Parece un acto de lo más común e inofensivo, pero los “cadáveres” de los cigarros representan un grave peligro para el medio ambiente, quizá más que los popotes.

Una colilla de cigarro tarda entre dos y 10 años en degradarse y contienen sustancias nocivas para el medio ambiente como alquitrán, nicotina e hidrocarburos, plomo y arsénico, entre otros, los cuales contaminan si los restos de los cigarros no se desechan correctamente.

En la CDMX 65% de las colillas acaban en el suelo, eso es problemático; sin embargo, la dificultad mayor es que cuando llueve, el agua las arrastra hasta las coladeras provocando obstrucción y, por lo tanto, los problemas en el drenaje que todos conocemos.

Photo by Basil MK on Pexels.com

Un pequeño gran problema

Una sola colilla de cigarro llega a contaminar hasta ocho litros de agua de mar, 50 litros de agua potable y, como algunos fumadores las tiran en cualquier parte, están presentes en diferentes lugares desde calles, parques, bosques y playas.

En un artículo publicado por sedema.cdmx se señala que “en 2013, el Instituto de Ecología de la UNAM realizó un estudio donde se observa que algunas especies de aves utilizan las colillas para hacer sus nidos, debido a que la nicotina es un material que guarda calor y repele algunos parásitos; sin embargo, esto también tiene consecuencias negativas en términos de sobrevivencia de los huevos, así como de la tasa de crecimiento y respuesta inmunológica de los pollitos ocasionada por las sustancias tóxicas de los filtros.” Así que también perjudican gravemente a la fauna.

¿Cómo tirarlas correctamente?

No desecharlas junto con los residuos orgánicos, ya que contaminan y no tardan mucho más tiempo en degradarse que la cáscara de una fruta, por ejemplo.

Tampoco con residuos reciclables, pues el contacto con ellos elimina la posibilidad de que puedan reciclarse.

Lo indicado es tirarlas en los contenedores de basura no reciclable.

Tirar las colillas al suelo o en cualquier espacio que no sea el bote de basura correcto es una falta de respeto a todas las personas y una agresión al medio ambiente.

La invitación es a colaborar por mantener los lugares en los que vivimos lo mejor posible y pequeñas acciones como tirar las colillas de cigarro en los botes de basura no reciclable hacen una gran diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑