Museo-escuela: una relación transformadora

Las visitas escolares a museos y espacios culturales parecen poco importantes en términos educativos; sin embargo, el contacto con la cultura tiene un impacto real en el desarrollo de las personas y en su comprensión del mundo.

En un estudio realizado por Crystal Bridges Museum of American Art, ubicado en Arkansas, EUA, se descubrieron datos sorprendentes sobre la importancia de hacer salidas escolares a museos, como parte de los planes escolares de primaria y secundaria y, por supuesto, también como parte de la agenda de actividades familiares.

La investigación sugiere que los estudiantes que asisten a muesos realmente retienen información en cada visita. Por ejemplo, el 82% de los niños que observaron la pintura Rosie the Riveter de Norman Rockwell, semanas después recordaron que la obra enfatizaba en la importancia de las mujeres en la actividad laboral durante la Segunda Guerra Mundial.


Este hecho prueba que el arte puede ser una gran herramienta para comprender contenido académico y que la visita al museo fue relevante para los pequeños, ya que lograron recordar detalles importantes.

Que los niños visiten museos no sólo los impacta intelectualmente, también afecta sus valores. Según la investigación, la exposición al arte y a diferentes ideas, personas, tiempos históricos y lugares, provoca mayor capacidad de apreciación y entendimiento.

Foto de Pixabay


En un mundo plagado de discursos de odio e intolerancia, los niños merecen crecer en espacios en donde tengan la libertad de formar su pensamiento a partir de una gran diversidad de información, la cual está presente en el arte.


Museo -escuela: una relación transformadora


Como vemos, no se trata sólo de organizar salidas recreativas o cumplir una cuota cultural, la relación entre los museos y las escuelas es muy importante, ya que los museos pueden suplir las lagunas de la escuela, como señala un estudio publicado por la Universidad de Barcelona.

Para los niños, ir a un museo “puede convertirse en un viaje en el tiempo, con vestimentas, herramientas y medios totalmente diferentes a los que ellos conocen. O les puede revelar la existencia de animales inimaginables que algún día habitaron nuestro planeta, o que aún lo hacen en otras partes del mundo. Les puede envolver e inspirar con la vida de un personaje relevante para la humanidad que ha dejado huella.”

Foto de Pixar


“En un plano más práctico, los museos pueden despertar el interés de nuestros hijos en algún área concreta, como naturaleza, medioambiente, historia, arte o ciencia. Incluso, que a través de estas experiencias enriquecedoras descubrirán sus pasiones, prueben nuevas habilidades y obtengan conocimientos que les sirvan en su desarrollo como personas. Podrán revisar la historia, reconectar con el pasado, desarrollar la empatía sabiendo la situación cultural y social de los hechos. Formarán su propio criterio y se conocerán más a ellos mismos.” Se lee en un artículo de El Mundo.


Por eso como padres es importante fomentar las visitas a los muesos y exigir a las instituciones escolares que organicen salidas culturales, porque como ya sabemos: exponer a los niños a la cultura, ciencia y arte es darles una enorme oportunidad de ser personas más completas y preparadas para el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑