Actitudes que puedes tener cuando coincides con una persona en situación de calle

Según CONAPRED, las personas en situación de calle “son un grupo poblacional que se caracteriza por ser heterogéneo en su composición, teniendo en común la extrema pobreza, los vínculos familiares quebrados o fragilizados y la inexistencia de vivienda convencional regular.”

Este grupo está expuesto a violencia, discriminación, pobreza, falta de servicios de salud y, sobre todo, a una abandono tal que parece que son invisibles.


Podemos tomar acción de manera muy sencilla cuando veamos o coincidamos con una persona en situación de calle, para hacerla sentir un poco mejor. Estas ideas las encontramos en idealista.com :

Decir: no tengo dinero, pero ¿puedo ayudarte de alguna otra forma? Indudablemente, dinero es algo que una persona sin hogar necesita, pero a veces puede haber algo concreto con lo que puedas ayudar, puede ser ropa, comida, algún medicamento, etc.


Asegúrate de que la persona es una persona sin hogar. Puedes decir, te veo a menudo sentado en el mismo lugar y me pregunto, ¿dónde pasas la noche? A veces la persona no es que no tenga un hogar. Quizás no necesita un sitio para dormir, pero puede necesitar urgentemente de otras cosas.


Da los buenos días, pero hazlo mirando a los ojos. Las personas en situación de calle se sienten abandonadas, como si fueran invisibles, mirarlos a los ojos refuerza el contacto social y les da una sensación de visibilidad.

¿Cómo lo llevas? ¿Quieres platicar? Hacer una pregunta cerrada da la opción a la persona de directamente decirte que no quiere, o bien abiertamente comenzar a hablar sin sentir que van a juzgarlo. Lo que algunos de ellos afirman es que no te sorprendas si la persona no quiere entablar conversación. En realidad, como todos, puede que no se sientan cómodos compartiendo detalles personales con un extraño. De una forma u otra, estarás satisfaciendo una necesidad: el contacto social. Muchos de los que viven en las calles sienten una vez más que son inadecuados o que no existen.

Ofrecer un gesto de buena voluntad puede ser muy importante para algunos. En el caso de personas con sólidas creencias religiosas, el que escuchen un ‘Que Dios te bendiga’ o ‘Rezaré por ti’, puede ser algo que les haga sentir mejor

Con muy poco esfuerzo podemos mejorar el día de una persona, es cuestión de tenerlo en la mente y ejecutarlo en el momento adecuado.

Porque como dice el dicho: hoy por ti, mañana por mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑