Estos son los cines que parecían palacios

Ciudad de México 15 Noviembre._  Antes cada barrio tenía su cine: temático, sencillo, vanguardista o magnífico. Algunos sobreviven en condición de cascarones, pero la mayoría desapareció.

A la Ciudad de México llegó la primera función de cine en 1896 en el Castillo de Chapultepec. Con el tiempo y de a poco, el cine dejó de ser novedoso y escaló posiciones hasta llegar a la más alta, la de realidad cotidiana.

En la colonia Obrera estaba el Estrella, el Cine Ford en la Doctores, y en la Juárez el Bucareli. Hubo cines de todo y para todos. El Ópera abrió las puertas el 11 de marzo de 1949, con sus espejos hasta el cielo y muebles exquisitos. Nada de extraño tenía el gesto de construir un cine fastuoso, más parecido a un palacio.

Estaban El Encanto, proeza del art decó que cobraba la entrada a tres pesos, con una fachada altísima, imposible; el Palacio Chino, decorado como salón místico de Oriente; el Alameda, pequeña réplica de algún pueblo que muchos comparaban con Taxco. Tenía recovecos de talavera y un techo azul en el que de día proyectaban nubes y por la noche estrellas. En el cine Chapultepec Alfonso Mejía y Roberto Cobo hicieron el casting para Los Olvidados, porque Luis Buñuel tenía justo arriba sus oficinas.

cines

cines

cines

cines

cines

cines

cines

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑